Artículos

The big ferryboat had just made a journey

Día de Acción de Gracias

Los peregrinos (Pilgrims) llegaron a Plymouth Rock el 11 de Diciembre de 1620. El primer Invierno fue muy duro para ellos. Pero el siguiente otoño, ellos obtuvieron una buena cosecha de las semillas que ellos plantaron. Decidieron celebrarlo con una gran cena, incluyendo a los indios que les habían ayudado a sobrevivir el primer año.

Los hombres se fueron a cazar, a conseguir carne para la cena. No se sabe a ciencia cierta si los pavos de la región, fueron parte de la cena, ya que ellos usaban el termino “pavo” para cualquier clase de ave silvestre

Otra clase de alimento que casi siempre tenemos para el Día de Acción de Gracias es el pastel de calabazas. Son muy pocas las posibilidades que ese alimento formara parte del menú de la primera celebración de Acción de Gracias. Las reservas de harina se habían usado, así que no había pan o pasteles de ninguna clase. Había suficiente cantidad de calabazas, por que ellas crecían en el campo y ellos las comían cocidas. Tampoco había leche, sidra, papas o mantequilla. No había vacas para producir leche y la papa recién descubierta, muchos aun creían que era venenosa.

La cena incluyó pescado, bayas silvestres, berros, langostas, fruta seca, maíz, almejas, venado y ciruelas.

El Día de Acción de Gracias no se celebraba todos los años. Inclusive no fue hasta Junio de 1676 que se celebró otro Día de Acción de Gracias. El Día de Acción de Gracias fue proclamado oficialmente por el presidente Lincoln en 1863, para ser celebrado el ultimo jueves del mes de Noviembre. En 1941 el Día de Acción de Gracias fue declarado oficialmente, por el Congreso de los Estados Unidos un día festivo, a celebrarse el cuarto jueves del mes de Noviembre.

Maíz

El cultivo del maíz fue muy importante para los Peregrinos y los nativos indígenas. Era el plato principal y se consumía en toda comida. Había muchas variedades de maíz – blanco, azul, amarillo y rojo.

Alguna cantidad de maíz se secaba para preservarlo y guardarlo como alimento para los meses de invierno. El maíz siempre se trillaba para hacer harina de maíz. La harina de maíz se podía usar para hacer pan de maíz, pudín de maíz, jarabe de maíz, o se podía mezclar con frijoles para preparar succotash (cocción de granos enteros de maíz)

Los Peregrinos no conocían el maíz antes de conocer a los indios.. Los indios les dieron a los Peregrinos semillas de maíz y les enseñaron como cultivar el maíz. Actualmente cultivamos mas hectáreas de maíz que cualquier otro grano.

History Channel busca la ubicación exacta del Jardín del Edén

El Jardín del Edén, aquél lugar donde Dios creó al ser humano es para muchos sólo un escenario ficticio que forma parte de una leyenda. Sin embargo, otros están convencidos de que realmente existió y se han dedicado a determinar su ubicación.

El Edén fue un territorio paradisíaco, repleto de vegetación y animales, que Dios creó para que Adán y Eva -el primer hombre y la primera mujer- pudieran vivir en plenitud. Al dejarlos ahí, el Creador les dijo que podían comer frutos de cualquier árbol, excepto de uno, el del conocimiento del bien y el mal.

Tras ser tentados por una serpiente (Satanás), ambos desobedecieron esta única regla y fueron expulsados.

“Con los años, muchos han afirmado que el Jardín del Edén ha sido encontrado. Por supuesto, la ubicación de cada ‘descubrimiento’ es diferente. La Biblia describe los alrededores del Jardín en Génesis 2, incluso utilizando los nombres de lugares reconocibles como Etiopía”, señala John D. Morris, investigador de la Universidad de Oklahoma y presidente del Institute for Creation Research (Instituto para el estudio de la creación).

La descripción bíblica dice que en el paraíso nacía un río que regaba el jardín, y que se dividía en otros cuatro: el río Pisón, que habría rodeado la zona de Havila (que sería Arabia); el río Gihón, que hacía lo mismo con el área de Cus (que sería Etiopía); el río Hidekel (que sería el río Tigris); y el río Éufrates.

El arqueólogo y profesor de la Universidad Estatal de Missouri (EEUU), Juris Zarins, ha señalado que el río Karun, que fluye desde Irán hacia el Golfo Pérsico, podría ser el Gihón. Mientras, el Pisón sería un río seco de Arabia Saudita. Basándose en varios datos históricos e incluso imágenes de los satélites Landsat de la NASA, Zarins señaló que el Edén se ubicaba en una zona inundada del Golfo Pérsico, donde confluyen estos 4 ríos.

Pero Morris no está de acuerdo con esta teoría. “(En la Biblia) se menciona un manantial en el jardín donde confluyen cuatro grandes ríos, entre ellos el Éufrates. Esto ha llevado a muchos, incluyendo a estudiosos de la Biblia, a la conclusión de que el Jardín del Edén estaba en algún lugar en la zona de Oriente Medio hoy conocida como el valle del río Tigris y el Éufrates”, dice.

“Si bien Tigris y Éufrates ambos tienen su nacimiento en la zona que rodea el monte Ararat, ellos no fluyen en una fuente” como se menciona en la Biblia, dice Morris, añadiendo que tampoco los otros dos ríos presentes van a Etiopía. “Por otra parte, los depósitos minerales mencionados no se parecen a los de esta zona. En resumen, la geografía y las descripciones no coinciden”, dice el investigador.

Otra teoría propuesta por el arqueológo británico David M. Rohl, ex director del Institute for the Study of Interdisciplinary Sciences, plantea que el jardín del Edén pudo ubicarse a orillas del lago Urmía, cerca de Tabriz, en Irán.

Según Rohl, hay varias similitudes geográficas y topónimos que él cree que coinciden con la descripción bíblica. Estas similitudes incluyen zonas cercanas donde confluyen cuatro ríos similares a los descritos por el Edén.