Comparta su Vida

Tiene que compartir su vida con otros:

Lea la vida de Cristo, sus discípulos estaban con él en cada parte de su vida. Respetaron a Cristo no solamente porque era el Hijo de Dios, sino también porque era un hombre que era accesible con la gente. Recuerde cuando los niños corrieron a Cristo y los discípulos dijeron: “¡Esperen niños!” Cristo dijo: “Dejen que los niños vengan a mi”. A la gente le encanta cuando sus líderes pueden compartir sus vidas, sus fallas, sus logros y éxitos también.

Mientras usted está guiando a gente a ser accesibles, de si mismos ellos no les hará daño a su carácter, si su fuerza es de Dios. Que no le dé vergüenza, si su carácter es sólido en el Señor. Comparta con otros su sabiduría, sus recursos y también en ocasiones especiales.

Un fin de semana puede cambiar la vida de una persona por la eternidad. Una vez mis Pastores me llevaron a un retiro y el tiempo que pasé con ellos cambió mi vida. En ese tiempo puso un fuego nuevo en mí. Ellos me llenaron de paz y eso me dio una frescura en la visión que el Señor me dio. Recuerde que cuando hablamos de carisma, estamos hablando de ser abierto y consciente hacia otros.

Vea cómo Cristo oró por sus discípulos en Juan 17